Etiqueta: historia

Medicalización. II parte

“Los esclavos y los siervos -que normalmente no se atreven a rechazar de manera abierta las condiciones de su subordinación- muy probablemente crearán y defenderán, a escondidas, un espacio social en el cual se podrá expresar una disidencia marginal al discurso oficial de las relaciones de poder” […] . Los dominados y el arte de la resistencia (Scott, 2003: 19-20).

Para Foucault (1926-1984) comprender el desarrollo del sistema médico sólo es posible a partir de historizar la medicalización destacando, en primer lugar, la importancia de la intervención médica o el impacto de las prácticas médicas en los humanos a partir del siglo XVIII como estrategia de control social de los Estados incipientes principalmente Alemania, Francia e Ingalterra, en segundo lugar, reconocer el aumento del control sobre el cuerpo humano por parte de la medicina en contextos urbanos, y en tercer lugar, la economía política de la salud. A partir del estudio del surgimiento de los estados modernos europeos pone en evidencia la importancia de la medicalización como pilar fundamental de control social en el fortalecimiento hacia adentro de los mismos de cara a ordenar la vida cotidiana de pobres y ricos para el desarrollo de las formas de producción capitalista a partir del siglo XVIII. Es el caso de Alemania, Francia en Inglaterra tres Estados que han articulado diferentes modos de gestionar políticamente la medicina moderna y la sociedad. Responden al deseo (y necesidad) de conformar una medicina social . La medicina de estado alemana, la medicina urbana francesa, y la medicina de la fuerza laboral en Inglaterra me llevan a preguntarme:

¿Qué clase de medicina, o mejor aún la estrategia de control social, podría identificar en un Estado de Bienestar en claro retroceso teniendo en cuenta que los apoyos que antaño edificó hoy se sitúan en otro terreno?

Por ejemplo, el gasto público en Sanidad en España si bien creció 610,9 millones en 2016 esta cifra supone que el gasto público en Sanidad en 2016 alcanzó el 6,34% del PIB, una caída de 0,17 puntos respecto a 2015, cuando el gasto fue el 6,51% del PIB. Una de las partidas presupuestarias con más aumento en los últimos ejercicios han sido asignadas a Defensa, las palabras de María Dolores de Cospedal (1) (Ministra de Defensa) son lapidarias al respecto: “Si no tenemos garantizada nuestra defensa y nuestra seguridad, da igual tener garantizado el subsidio de desempleo o la sanidad pública o la mejor educación. Porque lo primero que necesita un país es seguridad” (El País, 23/03/2017).

A pesar de las diferencias que acabo de identificar, en la actualidad, siguen coexistiendo los tres sistemas médicos que mencionó Foucault (1990: 152) a saber: i) medicina asistencial para los más pobres, ii) medicina administrativa para cuestiones generales, y iii) una medicina privada para quien pueda pagarla. En el primer caso, y en relación a los datos aportados es evidente que la medicina asistencial pensada en sus comienzos para el control social de los más pobres se encuentra en retroceso con un tendencia al alza de una medicina asistencial mas general (e impersonal) y un aumento considerable de los sistemas médicos privados que vienen a ocupar el vacío que la falta de presupuesto público en materia sanitaria genera la precariedad del sistema médico llamado asistencial.

Por otra parte El informe Estamos Seguros (2) pone de manifiesto la actividad privada de instituciones aseguradoras en España destancando el elevado índice de penetración de los seguros médicos privados durante el último quinqueño. Según los datos arrojados más del 20% de las familias españolas tiene un seguro de salud, más el 8% correspondiente a seguro dental. La gestión del cuadro médico que ofrecen las diferentes compañías disponen de dos características esenciales: rapidez y eficacia. Con un sólo clic es posible acceder a un abanico de posibilidades a través de un comparador de precios adaptado a la medida del cliente/paciente. A finales de 2017 ya eran más de veinte las compañías que ofrecen y garantizan un servicio asistencial de calidad. A pesar de ello, aún la salud pública (en España) sigue siendo un símbolo de control territorial y demográfico por parte del Estado. Por último, a pesar de todo también es preciso reconocer, una resistencia cotidiana (Scott, 2003) en las prácticas de los profesionales de la salud, en las cuales pueden identificarse múltiples estrategias en defensa de otros modelos posibles.

Ver Medicalización. I parte: Aquí

Experiencia de redes en el trabajo de campo

Los actores sociales forman parte de una red heterogénea de relaciones que rompen con las dicotomías excluyentes del tipo público/privado, formal/informal, sujeto/objeto, etic/emic, naturaleza/cultura. Ésta es una de las ideas que recoge la Teoría del Actor-Red cuyos máximos exponentes son Bruno Latour, Michell Callon y John Law, su propuesta ha contribuido entre otras cuestiones a la creación de puentes entre el análisis científico social y la tecnología. En este sentido, la capacidad de agencia (agency) de los actores adopta nuevas dimensiones superando los límtes de la diferenciación entre lo macro y lo micro, interconecta y relocaliza las prácticas cotidianas.

Por su parte y en el mismo orden de ideas la catedrática Teresa del Valle Murga de la Universidad del País Vasco,  quien participó en el II Congreso Internacional de Antropología AIBR, nos habla de su experiencia personal y metodológica con redes durante el proceso de investigación. La antropóloga ha creado “su propia bola”, tal y como lo expresa en el audio que sigue a continuación, para explicar de qué modo se ha desempeñado en el campo y cómo la noción de redes se encuentra interceptada por diversos factores entre los cuales se encuentra la historia personal y colectiva compartida de los grupos humanos que observamos (y en los que también participamos) como un factor primordial a tener en cuenta en la identificación de genealogías:

Audio. El potencial de las redes en el estudio de la memoria encarnada

Imagen: http://diarioti.com/

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

La función del texto.

Efectivamente! Me viene a la mente un caso que recientemente estuve investigando: “Mein Kampf” una obra por demás conocida escrita con pretensión de erudición como si una entidad superior la hubiera dictado. Su autor, Adolf Hitler, sin otro rigor que el desconocimiento, agrupó una serie de ideas guiadas por el afán de protagonismo (entre otros afanes muy humanos). El darwinismo social se había institucionalizado en Europa y la eugenesia se imponía como herramienta del mismo. Un falso profeta cambió el curso de la historia y su pueblo lo legitimó. Los hombres (y las mujeres) también suelen confiar en aquellos que dicen haber leído y entendido; gracias a ellos/as los ladrones de ideas pueden ser.
Un saludo Borgeano!

#genocidio #filosofia #historia #compromiso

El Blog de Arena

Ortega y Gasset

José Ortega y Gasset

Cuando se lee mucho y se piensa poco, el libro es un instrumento terriblemente eficaz para la falsificación de la vida humana: “Confiando los hombres en lo escrito, creerán hacerse cargo de las ideas, siendo así que las toman por de fuera, gracias a señales externas, y no desde dentro, por sí mismos… Atestados de presuntos conocimientos, que no han adquirido de verdad, se creerán aptos para juzgar de todo cuando, en rigor, no saben nada y, además, serán inaguantables porque, en vez de ser sabios, como se supone, serán sólo cargamentos de frases.”

José Ortega y Gasset. La misión del bibliotecario (1935)

Quienes consideramos a los libros como objetos cercanos a lo sagrado, no debemos olvidar que éstos, en sí, no son más que medios; medios para el disfrute, sin duda; pero también, y sobre todo, medios para elevarnos sobre la mera animalidad, sobre la…

Ver la entrada original 59 palabras más